Los poetas Fernando Sabido Sánchez, Mariano Rivera Cross, Carlos Guerrero, Domingo Faílde y Dolors Alberola en Jerez de La Frontera (Cádiz), Primavera 2013

jueves, 21 de marzo de 2013

1454.- AURELIANO DEL CASTILLO



AURELIANO DEL CASTILLO, Granada, 1873 - 1922. Periodista, crítico y escritor. 
Licenciado en Letras por la Universidad de Granada, Aureliano del Castillo ingresó pronto en el Cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, ejerciendo profesionalmente como titular de la Biblioteca universitaria. Fue también miembro y colaborador destacado del Centro de Estudios Históricos de Granada y su Reino, de cuya prestigiosa Revista fue uno de sus dos secretarios y en cuyas páginas aparecieron durante años frecuentes artículos suyos, no solamente de carácter histórico, sino también literario. Aparte de la crítica de libros, de la que habitualmente siempre era él quien se encargaba, fue en esta prestigiosa publicación especializada donde vieron la luz algunos de sus más importantes trabajos de investigación, entre ellos el dedicado a Las guerras de Flandes, que salió por entregas en varios números sucesivos. La revista, de la que entre 1911 y 1925 llegaron a publicarse un total de quince tomos, cada uno de ellos compuesto de los diferentes números aparecidos a lo largo de cada año, fue en su día estudiada por Encarnación Seco de Lucena, que en el tomo VII descubrió que un trabajo de Del Castillo figura por error con la firma de Orti Belmonte. 
 Como periodista, perteneció a la redacción de El Defensor de Granada, donde se encargó hasta su muerte de la crítica musical. También colaboró y escribió en distintas publicaciones locales, entre las que caben ser destacadas El Eco de Granada, Gaceta del Sur, La Publicidad, La Alhambra y La Verdad, en algunas de las cuales vieron también la luz algunos de sus trabajos de creación, tanto en prosa como en verso. Fue socio fundador, bibliotecario y vicepresidente de la Asociación de la Prensa de Granada, en cuyo Boletín figuró como una de sus firmas principales. 
En cuanto a su faceta estrictamente literaria, es autor de la novela Marigracia, 
de tan gran éxito en su día que le hizo ser incluido por Francisco Cuenca en su obra Biblioteca de autores andaluces modernos y contemporáneos (1921), donde se consigna como año de su nacimiento el de 1872. Sin embargo, el Diccionario de escritores granadinos: siglos VIII-XX (1991), de los profesores José Ortega y Celia del Moral, propone, aunque sin plena seguridad, la fecha de 1873. Por su parte, la profesora Amelina Correa, en su libro Literatura en Granada (1898-1998): I, Narrativa y literatura personal (1999), nos deja en la incertidumbre de saber cuál de las dos será la correcta, tras citar un texto publicado por Federico García Lorca el día 1 de julio de 1922, como homenaje al periodista y crítico muerto hacía poco más de un mes antes, a consecuencia de unas fiebres de malta. En él, bajo el título de Homenaje, el autor de Yerma y Poeta en Nueva York recuerda que Del Castillo y Beltrán contaba 49 años de edad en el momento de su fallecimiento, dato que sigue dejando abiertas ambas posibilidades. Lo que sí hace el texto lorquiano, en cambio, es aclararnos los rasgos más destacados de la personalidad pública de nuestro autor, al añadir la siguiente descripción del personaje: “Era un caballero granadino, católico y franco, de maneras corteses y charla exquisita. Usaba capa y chambergo, conservaba el viejo aire de sus antepasados románticos y sabía penetrar sin guía por los azules y difusos laberintos del arte”. 





Canción de primavera


   En el bosque, cubierto de esmeraldas,
comienza el canto de la nueva vida,
bajo la nieve, por el sol fundida,
de la gigante sierra por las faldas.

   Se ciñe con policromas guirnaldas
la acequia rumorosa y escondida,
y pone el torreón, de mole erguida,
sobre el azul del cielo notas gualdas.

   ¡Todo se enciende! La fecunda vega
abre sus brazos al amor que llega...  
Todo se enciende con vitales fuegos,

   y triunfa el áureo sol! ¡Helios divino!
no rememores los altares griegos
mientras tengas el trono granadino.








No hay comentarios:

Publicar un comentario