Los poetas Fernando Sabido Sánchez, Mariano Rivera Cross, Carlos Guerrero, Domingo Faílde y Dolors Alberola en Jerez de La Frontera (Cádiz), Primavera 2013

jueves, 2 de junio de 2011

417.- CARMEN MOLINS


Nací el 6 de julio de 1963, en Andalucía (España), a los dos meses de nacer me llevaron a Donosti, allí pase unos cuantos de años. Después en Madrid para llegar a Sevilla...Soy sensible y todavía creo en el amor e intento absorber este eterno instante del ahora.


Somos quienes creemos ser, sin embargo no creemos ser quienes somos.

Quizás ni creamos, ni seamos, ni siquiera existamos, pero en el fondo basta con creer, para ser.

sedemiuqse (carmen molins)


ESTOS OJOS

Si supieras que estos ojos
son mis brazos abiertos
que al calor de la noche
sus dedos albergan
difusas esperanzas.


Si supieras que estos ojos
mis ojos viven
la quietud del estanque
que ahoga la mirada desierta
y palabras no son nada.


No son nada porque en ellos
hicieron surco los ríos del olvido
bajo este horizonte que miro.







CAMINO

Camino hacia el solitario árbol
que de su brazo cuelga la esperanza
camino hasta el seco desierto de miradas ausentes,
hacia poblados de ideas nacientes.
A veces los atajos que tomo están llenos
de ideas en cada grieta.
Camino por la vera del río y su grito espanta
otras su calma alienta.
A veces levito en un espacio desconocido
A veces veo clarear las noches y oscurecer los días.







BÚSQUEDA

Abandonadas conchas
son refugio de ermitaños.
No soy la egipcia que pisa arenas errantes
Tampoco quien ha volteado aguas
y guarda el secreto de tus labios.
Sencillamente soy quien despunta estrellas
y te llama en el silencio
que atesora el pozo de la locura
ó desde las tinieblas
cuando mis dedos buscan el roce
de las llamas del infierno.

Ahora me siento a la orilla del tiempo
para contemplar desde el amor
la ausencia de huellas
y este desierto que solo es eso: desierto.







PARÉNTESIS

En tus manos pequeños instantes
instantes mutilados en la yema de tus dedos
donde habita el recuerdo
táctil de palabras y sonidos amantes.
Amantes que pintan imágenes
en desiertos
y escriben versos
en la pared azul del viento.
Un puñado de tierra basta
para lanzar a otras esferas.
Gargantas salvajemente desérticas
bordean la cuna incipiente
y húmeda de mi lengua.
Desde siempre está la carrera
presente en lomo del berberisco
como el ayuno del vagabundo
en su largo y tímido camino
junto al sol que bordea la costa.
El tiempo continúa encerrado

en el reloj de arena
como estos
pensamientos congelados.








OBSERVACIONES

Anhelaba el regreso del viento
y observar esa triste sonrisa
que las piedras asoman cuando
comienza hacer frío.

Revoloteaba en el aire
una frágil línea de palabras
el corazón negado al vacío.

Una bella fragancia de amor
pegada a tus ojos.

Era entonces cuando
posaba en tus labios
la tibieza natural de mi empeño
y dejaba el silencio
entre lirios
que se abrazaban
como una madre y su retoño.






CAMBIOS

A veces el viento sopla salvaje
y golpea el muro del orgullo
como un río a tus ojos desbordado
que solo busca su camino.

Las palabras se quedan en tus labios
como esos ojos con el canto del grillo
ambas se cuelgan de la noche para cazar estrellas.

Ni siquiera el misterio
juega con la yema de tus dedos
quitarse el sombrero para buscar nuevas esperanzas






SENTIR

La rama se muestra en el brote
pegado al color aceituna de tus pestañas
cierto aroma de recuerdos
asoman como tus ojos en el viento

Un gato juega a buscar su sombra
a los pies del árbol
y su mirada caza estrellas diminutas
que corren a oscuras por rincones
y modestas distancias...

Entre gato, estrella y noche..
se distrae la vida.







HERMOSO SILENCIO

Aquellos labios de azahar
que sorbían amaneceres
han dejado sueños
de la mano del viento.
La mirada solo un río creciente
a la caída de la noche
fugábase con las estrellas.
Ahora la sonrisa viste
un hermoso silencio
y la palabra lo envidia
asumiendo derrotas
y tristes juicios.
Vaga el alma
vaga
como ojos sin día
como estrellas sin noche.






INSTANTES DE SOLEMNE SILENCIO

Aquellos ojos que ocultan el secreto
como oculta la noche anónimos amantes tras los lirios.
Continuar por el camino iniciado
y soportar la vida vacía como el vacío de los bolsillos.
Pies descalzos;
tus pies abrazados al frío intenso de la tierra.
Miras la negra boca de los muros
y dibujas círculos brillantes en pórticos de arena
dices que son preguntas y respuestas
para un caracol desnudo
o un árbol que huye de sus raíces.

Tienes oportunidad de abrir el estanque de suspiros
sin embargo

dejas que vuele la orfandad del viento hoy
como ayer
en esta noche marchita y solemne silencio.






ABSURDA RAZÓN

Cuanto amanecer a la orilla del camino.
La continua repetición del silencio
deambula de palabra en palabra en tus oídos.
Los ojos de la experiencia son un mito.
Tu mirada se detiene en la misma orilla
para embriagarse de lluvia y estrellas
olvidadas a la altura de los ojos
y tu boca sin aliento.
Regreso al único árbol que espera el otoño
para colgar acertijos en sus ramas desnudas
y verlas caer como lluvia o lágrimas
a la altura de tus ojos y de tu boca sin aliento.






1 comentario:

  1. Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank Ruffino.

    ResponderEliminar